presa-guillermo-padres

Violó presa de Guillermo Padrés Elías la Ley de Aguas

presa-guillermo-padresLa Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó a la Cámara de Diputados que la construcción de la presa para el rancho Pozo Nuevo, del gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, violó la Ley de Aguas Nacionales y su reglamento.

Asimismo, en un informe dirigido a la cámara y turnado a comisiones, el organismo reportó que en una visita a la presa “se detectó una escotadura en el terraplén que formaba la cortina de una obra de infraestructura hidráulica (presa formada por una cortina de terracerías), que se encuentra semidestruida y presenta fuga de aguas nacionales contenidas en el embalse”.

El pleno de la cámara pidió investigar las denuncias de los pobladores respecto de que Padrés ordenó el uso de explosivos para destruir el embalse, después de que se descubrió que éste fue construido sin permiso.

La Conagua, que respondió a un punto de acuerdo aprobado por el pleno el 23 de septiembre, explicó que analiza los elementos con que cuenta para determinar si empieza un procedimiento administrativo.

Ese día, el diputado priísta Francisco Astiazarán señaló que la obra del panista Padrés Elías para dotar de agua a su rancho, el cual puso a nombre de su hijo, “dista mucho de tener una justificación legal y económica”.
Foto
Presa construida sin permiso del gobierno federal en un rancho de la familia del gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, cerca de la comunidad de Bacanuchi, municipio de ArizpeFoto Ulises Gutiérrez

Refirió que el embalse tenía capacidad de cuatro millones de metros cúbicos y una cortina de 120 metros de largo por 80 de altura, que alimentaba un acueducto de casi siete kilómetros que llevaba agua a un reservorio que garantiza el riego tecnificado de 300 hectáreas de nogaleras.

Se trata, dijo, de “inversiones superiores a 300 millones de pesos en una propiedad que apenas en 2009 iba a ser embargada a la familia Padrés Elías por incumplimiento de pago de unos invernaderos construidos años antes”.

Según el priísta, la concentración de agua en la presa del gobernador provocó escasez en las comunidades aledañas, y los habitantes de Bacanuchi, en el municipio de Arizpe, reportaron que la sequía provocada por Padrés provocó pérdidas económicas sin precedente a los productores de la región.

El legislador señaló que Padrés atribuyó la ruptura de la presa a una creciente provocada por las lluvias, pero vecinos informaron que se utilizaron explosivos para derribar el embalse.


La Cámara de Diputados pidió que se investigue si el uso de esos explosivos contaba con autorización de la Secretaría de la Defensa Nacional.

¡Animate a Opinar!