Guillermo-Padres-malinformado

Que se agarre el gobernador

Guillermo-Padres-malinformadoNo sé si el gobernador está desinformado o tiene malos asesores. Porque dudo que sea un suicida político.

El presidente Peña ha dejado bastante claro que si alguien tiene cola que le pisen no debe desafiar al gobierno federal porque usará “todo el poder del Estado”.

Lo hizo con Elba Esther Gordillo. A pesar de que fue su aliada política, la dirigente del sindicato de maestros le mandó decir que se opondría activamente a la reforma educativa. La Maestra lleva año y medio en la cárcel. Su arresto desató el aplauso público y hasta incrementó la popularidad del primer mandatario.

Lo hizo con Fausto Vallejo, ex gobernador de Michoacán. Cuando la administración federal le mandó al ex procurador mexiquense Alfredo Castillo, el priista Vallejo se negó a que le designara a los secretarios de Gobierno, Finanzas y Educación. Hoy Vallejo está fuera de Palacio, dedicado a intentar que salga de la cárcel su hijo, peleado con su entonces número dos que también está en prisión, sin aliados relevantes en el gabinete local y con una nueva investigación en contra de tres de sus más cercanos: Paulina Nocetti, cuyo padre fue sustituto de Vallejo cuando dejó la alcaldía de Morelia para buscar la gubernatura; el constructor Germán Oteiza, favorecido ampliamente en Michoacán y Guerrero; y Guillermo Guzmán, quien fungía como jefe de la oficina de Vallejo. La indagatoria parte de acusaciones de que se hicieron ilegalmente de millonarios recursos estableciendo una red para presuntamente cobrar “comisiones” a cambio de “encauzar” licitaciones, concesiones y asignaciones. Vallejo está en la lona.

Por eso no sé si el gobernador de Sonora, el panista Guillermo Padrés, está desinformado o mal asesorado.

Porque ante las investigaciones periodísticas que exhibieron como irregular la presa que construyó en su propio rancho sin solicitar ningún permiso, Padrés desafió al gobierno federal y ya le mandaron una comisión encabezada ni más ni menos que por otro ex procurador mexiquense, Alfonso Navarrete Prida, hoy secretario del Trabajo, cuyo currículum hace lucir al zar Castillo como un principiante.

Quizá las señales del presidente Peña las entendió mejor el empresario Germán Larrea, implicado también en este Sonora-gate, quien, como ha revelado Joaquín López-Dóriga en Milenio, empezó desafiando y terminó pagando 2 mil millones de pesos… tal vez antes de que le pasara algo peor.


Por: Carlos Loret de Mola

¡Animate a Opinar!