Grito de Independencia Sonora

El Grito de Independencia en Sonora tras las rejas

Grito de Independencia SonoraHERMOSILLO, 17 de septiembre.- En medio de la crisis que enfrenta el estado de Sonora por el derrame en la mina Buenavista del Cobre y el escándalo por la presa construida en el rancho Pozo Nuevo de Padrés, que deja sin agua a las comunidades, el gobernador del estado, Guillermo Padrés Elías, dio el Grito de Independencia en la Plaza Ignacio Zaragoza blindada contra cualquier acto de protesta.

Caminando de la mano de su hermana, encontramos a la señora Juana Hernández quien reconoció que en esta ocasión las fiestas patrias no lucieron tan animadas como en años anteriores, por la tragedia ambiental ocurrida en el río Sonora, que afecta a 22 mil personas de siete municipios de la entidad.

“Estamos muy agüitados todos, estamos tristes por la gente que está sufriendo en los pueblos, pero qué le vamos a hacer”, afirmó.

El señor Luis Nieto destacó el gran operativo de seguridad implementado en las inmediaciones del primer cuadro de la ciudad de Hermosillo, nunca antes visto, con una gran cantidad de efectivos policiacos.

“Hoy veo mucha seguridad, y cuando hay gente cuidando algo, es porque temen algo, definitivo; hay soldados, federales, policía estatal, policía municipal, salidas controladas, en fin”, señaló.

En toda la perifería se pudieron observar vallas metálicas, agentes armados y filtros de seguridad para evitar el acceso a personas non gratas, como Raúl Villanueva, quien portaba una playera donde se podía leer: “Soy sonorense mal nacido”, recordando el calificativo utilizado por el mandatario estatal en enero de 2013, para referirse a los ciudadanos que se oponían al pago de la tenencia vehicular y otros impuestos.

“¿Qué tiene de malo?, es una camiseta, y me salen con que no puedo pasar a la ceremonia del grito. Ya iba llegando al quiosco cuando me sacaron, y no fue una persona ni dos, conté ocho oficiales que fueron sobre mí”, denunció.

Lo mismo le pasó a Carlos, un joven que vestía una playera con la leyenda: “No a la represión”, y a quien simplemente los uniformados le impidieron el paso, sin ninguna explicación.

Después del espectáculo ofrecido por la cantante Yuri, que nadie sabe cuánto costó, apareció en el balcón central de Palacio de Gobierno el gobernador, Guillermo Padrés Elías, quien por momentos parecía que iba a ser interrumpido por gritos y silvidos de la concurrencia.

Cuando el gobernador inició su arenga en punto de las 23:00 horas: “Mexicanos, mexicanas, este es el orgullo de ser sonorense…”, se comenzó a escuchar desde la parte de atrás de la plaza algunas muestras de protestas que rápidamente fueron opacadas por aplausos y porras, de quienes ocupaban las primeras filas en la ceremonia, la mayoría trabajadores del gobierno del estado.

El Grito se realizó conforme a lo planeado, sin un lleno total, donde se pudieron observar sillas vacías, para que posteriormente el mandatario estatal, acompañado de su familia e invitados especiales presenciara un vistoso espectáculo de juegos pirotécnicos que iluminaron de colores el cielo de la capital de Sonora.

Desde las 22:30 horas, cuando todavía no terminaba la velada musical y ni siquiera hacia su aparición Guillermo Padrés Elías, la Secretaría de Comunicación Social del gobierno del estado ya había distribuido un comunicado de prensa donde daba por concluido el evento e informaba con sus propios cálculos que “Ni siquiera las lluvias intermitentes que se presentaron durante todo el día y parte de la tarde impidieron a 40 mil sonorenses festejar el orgullo de ser mexicanos junto al gobernador en el 204 Aniversario de la Independencia de México”.


Ayer, los desfiles por el 204 aniversario de la Independencia de México se realizaron con normalidad en municipios del norte y centro, pero se suspendieron en algunos del sur de Sonora por la tormenta tropical Odile.

¡Animate a Opinar!