padres-baviacora

Como siempre, no sé de lo que me hablas: GPE

padres-baviacoraColumna de Arturo “Chapo” Soto sobre lo ocurrido ayer en el recorrido y evento realizado en Baviacora por las autoridades federales, a donde el Gobernador Guillermo Padrés se colo sin invitación y trato de colgarse, pero quien mejor que El Chapo Soto que estuvo presente y escribe la historia tal como fue, hechos que pasaran seguramente a ser parte del anecdotario popular.

Por: Arturo Soto

El de ayer en Baviácora fue un encuentro organizado en su totalidad por el gobierno federal, mismo al que no fue invitado el gobernador del estado, Guillermo Padrés Elías, confirmaron a este columnista fuentes de las oficinas centrales en la Ciudad de México.

Lo que sucedió, relataron, es que durante el acto protocolario en que el gobernador recibió al titular de Semarnat, Juan José Guerra Abud en Hermosillo, el ejecutivo local se ‘autoinvitó’, en un diálogo que recuerdan, palabras más, palabras menos, así:

GPE: ¿Y de aquí se van a Baviácora?
JJGA: Sí.
GPE: Ah, pues vamos…

La anécdota recuerda el viejo chiste del colero del pueblo que llega a la cantina y le dice al parroquiano que está acodado en la barra:

-Oye, conoces a Thomas?
-Qué Thomas?
-Una cerveza, bien helada, por favor, muchas gracias.

Más allá de lo anecdótico o del chascarrillo lo cierto es que, a pesar de lo que se diga, la relación entre el gobierno del estado y la federación no supera la crisis en la que entró cuando Padrés Elías desconoció a los delegados federales como interlocutores válidos, pidió su expulsión del Comité Estatal de Protección Civil, luego de que éstos anunciaran una investigación sobre la malograda presa en su rancho Pozo Nuevo. El gobernador incluso pidió al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, la destitución del procurador ambiental federal, Guillermo Haro Bléchez y sugirió que el ejecutivo federal estaba “desinformado”.

La respuesta ya la conocemos. A Padrés Elías le cancelaron en dos ocasiones una cita con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y tuvo que recurrir a los legisladores federales del PAN, y a la dirigencia nacional de su partido, para que le abrieran las puertas de Bucareli. La apertura, por lo visto, no sirvió de mucho.

Al gobernador le siguen aplicando la ley del hielo. Un trato congelante que ayer se hizo evidente cuando llegó, prácticamente solo (acompañado de una pequeña comitiva y varios guaruras) y le tuvieron que abrir un espacio en el presídium al que, reitero, no había sido invitado.

Para nadie pasó desapercibido el notable nerviosismo del gobernador, en medio de los delegados de los que un par de semanas atrás solicitó “que se fueran de Sonora”.

Padrés lucía muy serio. Nervioso. Volteaba a un lado y otro; movía las piernas, las manos, se secaba el sudor con una toallita blanca, mientras los funcionarios federales desfilaban ante el micrófono anunciando los apoyos que llevaban a los pobladores del Río Sonora, afectados con el derrame tóxico de la Minera Buena Vista del Cobre el pasado 6 de septiembre.

Ni siquiera estaba programado para hacer uso de la voz, y tuvo que pedir el micrófono cuando habló el último de los funcionarios federales. Su discurso fue sumamente conciliador. Agradeció en repetidas ocasiones al gobierno federal, al presidente de la República, a los secretarios de Estado, a los delegados federales, por lo apoyos a la gente del Río.

Más tarde en su cuenta de Twitter, el gobernador escribió algunas cosas, como: “Junto a @JuanJoseGuerra entregamos 1ros. pagos a afectados por derrame de tóxicos de Grupo México en el Río Sonora”.

Lo cierto es que en todo el evento, al gobernador no le permitieron entregar un solo cheque, un solo tinaco, o dar alguna noticia sobre los procesos de remediación de la zona afectada, los programas de apoyos a productores y demás anuncios que sí hicieron los funcionarios del gobierno federal.

Funcionarios que, hay que decirlo, lo trataron con las cortesías del protocolo, pero con una frialdad que contrastaba con los 40 grados de sensación térmica en esos momentos, bajo los árboles y la malla-sombra de la plaza principal del pueblo.

No es para menos. Unas horas antes de ese encuentro, se conoció la noticia de que la Procuraduría General de Justicia del Estado había aprehendido a Fernando Jiménez Gutiérrez y otros dos integrantes de la tribu yaqui, con lo que suman cuatro, al lado de Mario Luna. Todos acusados de privación ilegal de la libertad y robo de vehículos, en un caso que a todas luces aparece como un acto de provocación a la etnia, para orillarla a endurecer el bloqueo carretero en Vícam y pasarle el conflicto al gobierno federal.

Eso desde luego, es una maniobra muy obvia y muy burda para los avezados personeros del gobierno central, que guardan las formas, cumplen los protocolos públicamente y observan las reglas de cortesía política.

Pero en un carril distinto trabajan sobre varios expedientes, como el de la presa que tuvo que ser destruida, así como algunas investigaciones sobre el manejo de los recursos federales en Sonora durante los ejercicios presupuestales de 2012 y 2013, por citar algunos casos.

Por cierto, al gobernador se le cuestionó ayer sobre las imágenes difundidas en varios medios de comunicación ayer, que muestran lo que parece ser una segunda presa en las inmediaciones de su rancho Pozo Nuevo. Con una sonrisa congelada, Padrés Elías respondió, textualmente: “Como siempre, mi querido Chapo, no sé de lo que me hablas”.

Claro, hay que recordar que hace tres meses, cuando comenzaron a circular imágenes de la presa hoy destruida (no se sabe bien a bien cómo), las respuestas desde las instancias gubernamentales eran en ese mismo sentido. Hasta que estalló el escándalo en cadena nacional de televisión y todo mundo tuvo que salir a dar sus versiones al respecto.

En fin, el tiempo sigue corriendo. Y el plazo para que este gobierno termine, acortándose. Seguiremos informando.


También puedes seguirnos en Twitter @chaposoto

2 pensamientos sobre “Como siempre, no sé de lo que me hablas: GPE”

    1. Humberto Encinas, en serio que ¡eres lambiscón! esa imagen no contradice nada al contrario valida este párrafo:

      “Ni siquiera estaba programado para hacer uso de la voz, y tuvo que pedir el micrófono cuando habló el último de los funcionarios federales. Su discurso fue sumamente conciliador. Agradeció en repetidas ocasiones al gobierno federal, al presidente de la República, a los secretarios de Estado, a los delegados federales, por lo apoyos a la gente del Río.”

      Testimonio de un Periodista que estuvo presente en el lugar, y que incluso le pregunto por la otra Presa que existe en el Rancho el Pozo Nuevo de Padrés, aparte de los 2 reservorios y los 6 pozos. No como tu que desde tu oficina de alguna dependencia del gobierno del estado, estas obligado a defender a tu Amo. Recuerda el Gobernador no estaba invitado, no aparecía en ninguna parte dentro del itinerario.

¡Animate a Opinar!