Javier Master Dagnino para Diputado Distrito VI Sonora PAN

Preparando la campaña el primo del Gober

Javier Master Dagnino para Diputado Distrito VI Sonora PANSi te preguntabas ¿Por que tan activo Javier Dagnino el cuñado primo de la primera dama Iveth Dagnino, cónyuge de Guillermo Padrés el gobernador de Sonora? La respuesta es facil, le andan preparando el camino para que sea el candidato a Diputado Local por el Distrito VI, que comprende los municipios de: Cananea, Aconchi, Arizpe, Bacoachi, Banámichi, Baviácora, Cananea, Cucurpe, Huépac, Magdalena, Naco, San Felipe de Jesús, Carbó, Opodepe, Rayón, San Miguel de Horcasitas, Ures. Donde se pasea “Promocionando el 066” y haciendo regalos a las amas de casa y familias. Y ahora lucrando con la tragedia ecológica del Rio Sonora.

El mismo Javier Dagnino se empadrono en el PAN como habitante de Aconchi, Sonora en Diciembre del 2013, cuando todo mundo sabe que no vive ahí, y como señala la columna el Zancudo de Arturo “El Chapo” Soto @chaposoto, los Panistas cercanos a la familia feliz, inflaron el padrón de militantes panistas en la zona del Rio Sonora para que se le facilite la candidatura a el autodenominado “Master”.

Manual para fabricar una candidatura perdedora

Por: Arturo “El Chapo” Soto

Militantes del PAN denunciaron que en los pueblos del Río Sonora -por si alguna bronca les faltara-, se ha ‘inflado’ artificialmente el padrón interno de su partido con el fin de garantizarle la candidatura al que se perfila como el favorito de la familia Padrés-Dagnino a la diputación local por el Distrito VI.

Se trata de Javier Dagnino Escobosa, actual director del Centro de Cómputo, Control y Comando (C4), a quien se le ha visto muy activo visitando a las familias de la región, primero para promover una campaña bastante insulsa sobre el uso del número de emergencias 066, y posteriormente aprovechando la tragedia en el Río Sonora, para promocionarse a través de su recordado equipo de troles-empleados, que se retroalimentan a sí mismos, intentando competir por ver quién retuitea o ‘likea’ más fotos del susodicho en redes sociales.

Javier Master Dagnino para Diputado Distrito VI Sonora PANLos denunciantes, cuya identidad mantendremos en reserva por razones obvias, entregaron a este columnista el padrón completo del municipio de Aconchi, que en los últimos dos años pasó de integrar una treintena de militantes, algunos inscritos desde los 90, a más de 200.

Una rápida ojeada al documento permite ver que la mayoría de los nuevos militantes panistas, se inscribieron los días 28, 29 y 30 de enero de 2014. El propio Javier Dagnino aparece registrado en Aconchi, el 13 de diciembre de 2013.

Según las mismas fuentes, lo mismo ha ocurrido en el resto de los municipios que conforman este distrito y, eventualmente, podría estar sucediendo en todas las demarcaciones electorales del estado, donde la llamada Familia Feliz estaría operando para imponer a sus candidatos, como de hecho sucedió en 2011-12, cuando no hubo quién le hiciera sombra a sus prospectos.

El caso que me tocó conocer más de cerca, fue el del distrito 3 (federal), donde Alejandra López Noriega se impuso arrolladoramente a Casimiro Navarro Valenzuela, un icono del PAN en Hermosillo que, con el padrón en mano y visitando casa por casa a los militantes, aseguraba que se llevaría de calle la elección. No sucedió así: el padrón fue rasurado, de alguna parte surgieron nuevos inscritos y se coaccionó el voto de manera escandalosa para hacer perder al ex alcalde hermosillense.

Alejandra López Noriega, sin embargo, perdió la elección constitucional. De hecho, fue la única de los siete candidatos del PAN en la capital (entre locales y federales) que perdió la elección en las urnas. La historia de cómo llegó a San Lázaro es conocida: el candidato del PRI-PVEM, Epifanio Salido Pavlovich cometió el error de no comunicar bien al electorado la forma en que tendrían que votar. En resumen, muchas boletas fueron cruzadas por los logos del PRI o del Verde o de la alianza, lo cual fragmentó el voto.

Así, a pesar que Salido obtuvo más votos que López Noriega, ésta impugnó el proceso y lo ganó en tribunales.

Cito el caso como el más emblemático para ilustrar los riesgos de imponer a chaleco -cosa que pueden hacer fácilmente desde el poder del partido y del gobierno-, candidaturas que en la constitucional no garantizan el triunfo.

El PAN en 2012, recordemos, presumía que iba por el carro completo. En realidad, apenas alcanzaron a arañar una precaria minoría, y eso no fue a partir de sus votos, sino de la compra de una diputada del PRD, Alcira Chang, a quien no se le conoce la voz, pero ha sido clave a la hora de inclinar las votaciones en el pleno a favor de los panistas.

Ese papel de comparsa lo juegan también el panista Lorenzo Villegas -por cierto oriundo del Río Sonora y a quien los vecinos le reclamaron fuerte su ausencia en la región, durante la sesión de la Comisión del Agua en Aconchi, realizada recientemente-, y el profesor Ismael López Valdez, del PANAL.

De no ser por esos arreglos a trasmano, el PAN no tendría la precaria mayoría que hoy ostenta en el Congreso. De hecho, perdieron importantes posiciones, entre las que se cuenta, precisamente, la del Distrito VI con cabecera en Cananea y que comprende a los pueblos del Río Sonora.

Allí Lupita Gracia Benítez, la bragada legisladora cetemista, se impuso al candidato del PAN-PANAL, Lorenzo Villegas, a pesar de que éste ya había sido en dos ocasiones, alcalde de Naco, uno de los municipios de ese distrito.

Impulsada por la alianza PRI-PVEM, Gracia Benítez remontó espectacularmente para conseguir 22 mil 854 votos, dejando atrás al panista, que de cualquier forma llegó al Congreso por la vía de ‘el mejor perdedor’, misma que por cierto ya fue eliminada de la actual legislación electoral.

El distrito VI comprende los municipios de Cananea, Aconchi, Arizpe, Bacoachi, Banámichi, Baviácora, Cananea, Cucurpe, Huépac, Magdalena, Naco, San Felipe de Jesús, Carbó, Opodepe, Rayón, San Miguel de Horcasitas, Ures. La mayoría de esos municipios fueron ganados por el PAN en 2012, aunque perdieron el distrito local.

En esa derrota no sólo se advierte el voto diferenciado, sino una presencia importante de otras fuerzas políticas, como el PRD que obtuvo 4 mil 500 votos; el Movimiento Ciudadano (ya extinto) con 2 mil 400 y el PT con mil 775.

En resumen: en el distrito VI se está inflando el padrón de militantes del PAN para favorecer a los precandidatos del grupo en el poder (cuya unidad flaquea, hay que decirlo), y seguramente impondrán a los suyos en las candidaturas. Eso, sin embargo, no necesariamente significa que ganen la constitucional.

Mucho menos hoy, cuando el padrecismo en el gobierno arrastra una tremenda carga negativa, y le han cortado un brazo al arrebatarle toda la estructura del gobierno federal que hasta 2012 tenía puesta a su servicio Felipe Calderón. Hoy, esa estructura estará sin duda, al servicio del PRI y eso, como quiera que me la pongan, no es cualquier cosa.


Columna completa: http://www.elzancudo.com.mx/vernoticias.php?artids=2257&categoria=6

¡Animate a Opinar!