transformacion-educativa

El Asalto a la Educación en Sonora Parte 4 y 5

Ya les habia publicado las primeras tres entregas de El Asalto a la Educación, un investigación detallada con documentos oficiales de el desfalco a la educación en Sonora por parte de las autoridades que aparentemente han desviado recursos, que deberian de estar en las escuelas de nuestros hijos.

Aqui la Cuarta y Quinta parte que concluyen el reportaje, y que presenta a las empresas que se vieron beneficiadas por las adjudicaciones de las obras para la Transformación Educativa.

IV

Como lo mencionamos al inicio de este serial de reportajes que revela el verdadero rostro de la Transformación educativa, son muchos los botones de muestra que evidencian que no todo lo que se ha dicho sobre las obras realizadas por este programa y los recursos invertidos corresponden a la realidad.

Resulta imposible reportarle al aire el resultado completo de este ejercicio en cada municipio. Pero para cerrar con el detalle de las visitas a los planteles se eligió la plaza de Cananea, donde la escuela Secundaria Técnica no.9 Ricardo Flores Magón, fue supuestamente beneficiada con $ 5 millones 761 mil 47 pesos, tras el contrato asignado por licitación pública isie -te- 11002 con la empresa ToryNor.

Cantidades millonarias se invirtieron en otras regiones como en Etchojoa, donde se reporta que se inyectaron más de 13 millones de pesos para la rehabilitación de la Escuela Normal Rural “El Quinto”, 3 millones en cada uno de los planteles de Pueblo Yaqui, 8 millones en solo dos escuelas de Benito Juárez, 10 millones en la Sor Juana Inés de la Cruz en Nogales, entre otras.

Lo más preocupante de esta transformación educativa es el criterio con el que se eligió a las escuelas en las que iniciaría el programa, la mayoría de ellas, ubicadas en las zonas visibles de los municipios, lo que contrasta con lo declarado por el secretario de Educación y Cultura Jorge Luis Ibarra Mendívil, durante su comparecencia ante el Congreso del Estado el 25 de octubre de 2011.

Los documentos que obran en poder de Larsa y los que ha obtenido la organización Estrategia Sonora, demuestran que estas peticiones de los directores, maestros y padres de familia, sencillamente no se escucharon y se uniformó el concepto de las obras a realizar en cada inmueble, lo necesitaran o no.

Y es que resulta imposible que más de 95% de las escuelas trabajadas en la segunda etapa de transformación, es decir, en 2012, hayan pedido exactamente las mismas obras y se tiene la certeza de que ninguna, ninguna, pidió remodelar solamente la fachada.

Aun así, quienes diseñaron el programa y definieron las bases de la licitación de los trabajos, decidieron desde un escritorio uniformar las acciones en prácticamente todos los planteles, tal como se aprecia en el concentrado de, propio ISIE. Para todas es lo que le hemos venido refiriendo en estos espacios:

Rehabilitación de las instalaciones hidrosanitarias, cerco perimetral y acceso principal, pintura en general, techos, reparación eléctrica y reparaciones de canchas y en algunos casos, bebederos.

Y la pregunta obligada para las autoridades es ¿Por qué no comenzar con las decenas de escuelas que no tienen servicios de agua potable, electricidad o drenaje, o con aquellas que ni siquiera tienen aulas, ni mesabancos, ni pizarrones, y menos sistema de ventilación… aquellas de las que todos los medios de comunicación hemos dado cuenta en las que se tienen que impartir clases debajo de un árbol.

Para ello no hay respuesta.

Como tampoco la habrá para aquellas como la del ejido El Triunfo, de Hermosillo, donde se supone, al menos en los documentos, que ya pasó la Transformación Educativa y este ciclo escolar los padres pararon las clases antes de finalizar, por falta de una subestación eléctrica.

En resumen, en gran parte de las escuelas ya “transformadas” no se tomó en cuenta las necesidades reales del plantel y los que allí conviven, en otras, las obras ni siquiera se realizaron.

V Parte – Articulo Final de El Asalto a la Educación

Si bien el tema más grave es la cantidad de recursos reportados como ejercidos en obras que no se ven por ningún lado en la escuelas visitadas, en las que sí hubo inversión los costos están sobrevaluados.

De acuerdo a un documento del organismo valuador Bimsa, que toma como base la Cámara de la Industria de la Construcción, en julio de 2013 el costo por metro cuadrado para la edificación de una escuela era de 6 mil 428 pesos en materiales de calidad media y habría sido de 10 mil 220 en calidad alta.

Las licitaciones de aulas se lanzan con un presupuesto basado en la calidad media, sin embargo, suponiendo que estas exigieran la calidad máxima, un aula de 5 metros por 6 que es el tamaño estándar que el propio ISIE tiene establecido en las nuevas edificaciones, el costo por salón de clases sería 306, 600 pesos.

Lo que significa que una escuela completa de 18 salones terminados en su totalidad, costaría 5 millones 518 mil 800 pesos.

Es decir, esto indica que escuelas como las secundarias 37 y 27 de Puerto Peñasco, donde se reportan ejercidos 5.5 millones en la primera y 4.5 en la segunda; o como la Sor Juana Inés de la Cruz en Nogales donde se invirtieron más de diez millones, o la Secundaria Tecnica 9 de Cananea con 5.7 millones; o la secundaria 60 de Hermosillo donde hasta el miércoles 1 de julio no había ningún trabajo iniciado pero aparece como una de las escuelas concluidas desde 2012, con 4.4 millones de pesos… estos planteles, con dichos montos de gasto, prácticamente se habrían levantado de nuevo desde sus cimientos.

¿Y en esta danza inflada de millones quiénes son los beneficados?

Estas son las empresas “divinas”

ToryNor, SA de CV es una de las empresas que alcanzó estos dos años de Transformación Educativa los mayores beneficios, pues obtuvo por licitación pública de acuerdo a lo que muestra el reporte del ISIE, 137 escuelas con contratos que suman un monto de 208 millones 651 mil 737 pesos.

ToryNor es una empresa mexicana dedicada a los servicios integrales de construcción, inició sus actividades el 19 de noviembre de 2001, encabezada por el ing. Salvador Torres Rodríguez junto a un grupo interdisciplinario que incluye las firmas JAAB, LM, Semapre e Industrias Medina.

Según su acta constitutiva integran esta empresa Salvador Torres y Rodrigo Flores Hurtado, actual dirigente del PAN municipal, de donde necesariamente se desprenden suspicacias, pues ha estado en el ojo del huracán en más de una ocasión justo por sus vínculos panistas.

En abril de 2006 fue denunciada por el propio dirigente del PAN en ese momento Enrique Reyna lizárraga como quien habría pagado a un grupo radiofónico nacional spots publicitarios presuntamente en tiempos no permitidos por la ley electoral, a favor del entonces precandidato de Acción Nacional a la alcaldía hermosillense, Rodolfo Flores Hurtado, hermano de uno de los representantes de esta firma. Nunca se aclaró por qué un particular pagaba esos promocionales políticos.

De las obras de Transformación Educativa, ganó las plazas principalmente de Hermosillo, Cananea, Agua Prieta y Nacozari. En total, 137 escuelas de las 514 que ya se han transformado.

Pero el caso de la empresa Freydig Industrial SA de CV es especial.

Resultó beneficiada con la asignación de 132 planteles.

Este contrato representa, o representó un total de 207 millones 727 mil 909 pesos .

Sin embargo, ¿cómo es que ganó el proceso de licitación una empresa como ésta?

La firma es propiedad de Jorge Freydig Bernal y de acuerdo a su propia acta constitutiva se define como una compañía mexicana especializada en termodinámica, fabricante y comercializadora de intercambiadores de calor y de gas-gas, separadoras centrifugas, ingeniería de diseño mecánico, y termodinámico para fabricación de sistemas.

Y en su propia página de internet establece que los segmentos de la industria que atiende son: generación eléctrica, minería, aeroespacial, metal mecánica, automotriz, acereras, embarcaciones, cerveceras, pesca y acuacultura , fundición y laminación”.

En ningún renglón se consigna como funciones de la compañía Freydig el ramo de la construcción o reparación de inmuebles, ni el equipamiento de instalaciones sanitarias y menos la rehabilitación de techos o canchas deportivas, como tampoco la pintura de un inmueble.

No es pues una empresa dedicada a la ingeniería civil o simplemente al mantenimiento de edificios.

Pero según el ISIE fue la mejor opción para la construcción de fachada, barda perimetral y rehabilitación de 132 planteles en Cumpas, Agua Prieta, Cananea, Nogales, Hermosillo, Cajeme, Benito Juárez, Guaymas, Empalme y Etchojoa.

Zero Edificaciones se llevó de este pastel de obras el contrato en 46 escuelas por un monto de 77 millones 190 mil 141 pesos.

Zero Edificaciones es propiedad de José Juan Zepeda García y Jorge Humberto Romo Aldana, es una empresa constituida en septiembre del año 2000.

transformacion-educativa está registrada en marzo de 2004 como propiedad de Benito Jesús Dosamantes Gallegos, que expuso 47 mil 500 pesos para abrir esta empresa, y Nidia Lizbeth Urbina Miranda que entró al negocio con 2 mil 500 pesos. Esta empresa obtuvo 38 planteles y se llevó un monto de 77 millones 770 mil pesos.

El resto de las empresas beneficiadas también obran en poder de Larsa sin embargo, aquí les presentamos solamente las que se llevaron la mayor cantidad de escuelas y que una vez verificadas no cumplieron con lo contratado y peor aún, con lo pagado por el ISIE.

Las evidencias de este engaño han quedado a la vista, las condiciones de los inmuebles aquí reportados no sólo deben resultar alarmantes, sino que son un llamado a las autoridades a que se investigue y sancione a los responsables, porque el recurso es de todos los sonorenses, esta denuncia pública va para la Contraloría estatal, el Instituto de Auditoría y Fiscalización y sobre todo para los padres de familia a que verifiquen si la escuela de sus hijos ya pasó por la Transformación Educativa, cuánto costó y qué realmente les dejó.

Y es que esto aún no termina, Luis Felipe Romero, titular del ISIE y el propio gobernador del estado han anunciado ya la tercera etapa de la transformación que costará 2 mil millones de pesos más-


Esto fue asalto a la educación… sólo en el renglón de infraestructura.

2 pensamientos sobre “El Asalto a la Educación en Sonora Parte 4 y 5”

  1. Que curioso resulta que Marcos Noriega actual diréctor de desarrollo urbano de Hermosillo, haya sido director general de la empresa Torynor

¡Animate a Opinar!