Murales Palacio de Gobierno en Sonora

Guillermo Padrés quiere que lo pinten en un mural del Palacio de Gobierno para inmortalizarse

Murales Palacio de Gobierno en SonoraEn un arranque de locura al estilo de las “Locuras del emperador” Guillermo Padrés quiere que lo pinten en un mural del Palacio de Gobierno para inmortalizarse. Nomas le falto poquito para que esto fuera por decreto. La tarde de ayer y durante hoy en el día ha habido cientos, si no es que miles de interacciones en Twitter, hablando de que Guillermo Pádres mando a eliminar los murales de unas paredes en Palacio, para hacer espacio al Mural que lo inmortalizaría como el #1.

Todos sabemos que si, el ha sido el #1 en Corrupción, Saqueo, Mentiras, Desacato, Inmoralidad, Insensibilidad, Incompetencia, Cinismo, Superfluo y Represor. No creo que un mural sea lo más indicado, para esto yo creo que lo mas conveniente seria publicar su foto para la ficha de Interpol, ahora que ande a salto de mata, ya una vez concluido su sexenio, en caso de que Gustavo Madero no le cumpla y no le den una diputación plurinominal para cobijarlo con fuero.

Para darles una lectura con más conocimiento sobre este caso y sobre como Guillermo Padrés destruyo una pieza importantísima de el acervo cultural de los Sonorenses en un arrebato de frivolidad y egocentrismo, les comparto las siguientes lineas que escribe una autoridad en la materia “Cultura” en Sonora, Don Carlos Moncada Ochoa, para elportaldelagente.com que dirige valientemente el buen Samuel Valenzuela @samvalor

Pretende Padrés que lo pinten en un mural del Palacio para inmortalizarse

Por Carlos Moncada Ochoa

La destrucción de murales en el palacio de gobierno resultó, por desgracia, cierta. La polémica que se desarrolló la noche del martes en las redes se centró sobre el espacio originalmente sin pintura en el ángulo superior norte, pero el estropicio principal se hizo en los muros que, al subir a la planta alta, encuentra uno a mano derecha y a mano izquierda.

En esos espacios, equivalentes al 40 o 50% del mural de Teresa Morán, que plasmó la vida y teogonía de los yaquis y evocó las páginas históricas más brillantes contra los filibusteros y la intervención francesa, los albañiles tendieron capas de enjarre y las pinturas desaparecieron.

El gobernador desea que en los espacios robados al patrimonio cultural de Sonora se pinten retratos de líderes nacionales panistas, el del presidente Vicente Fox, el del presidente Felipe Calderón y, desde luego, el suyo, destacando que es el primer gobernador panista en Sonora (y Dios quiera que el último).

También se pintarán las que Padrés cree sus obras cumbre: el acueducto a El Novillo, el estadio de beisbol y algún puente elevado. A él se le representará acompañado de “su” pueblo, no necesariamente la noche del 15 de septiembre del año pasado.

Los murales del palacio los promovió el gobernador Samuel Ocaña García. Los del cubo de la escalinata y de la planta superior fueron pintados por Enrique Estrada y Teresa Morán; los de la planta baja, con estilo diferente, por el recientemente desaparecido Héctor Martínez Arteche. Aunque los dos primeros comenzaron en 1982 y Martínez Arteche a principios de 1985, los tres terminaron este año, que fue el último del gobierno de Ocaña.

Habíamos considerado que estos murales eran, en cuanto a plástica, lo mejor del patrimonio cultural de los sonorenses. Ahora que se intercalen temas políticos y figuras políticas cuestionadas, especialmente la del gobernador, por la imparable corrupción, los restos del antiguo patrimonio cultural quedarán contaminados.

Supongo que los sonorenses de todos los partidos, el PAN inclusive, no permitirán el monumental insulto a nuestros antepasados.

PADRÉS Y SOCIOS SE LA JUEGAN: GANAN EN 2015 O A LA CÁRCEL

Supongo que los panistas fingirán otro intento de sesión en el Congreso, aunque con el ánimo de que no se reúna el quórum; ya conocen la receta: hablar mucho y no ceder en nada.

El gobernador Padrés está decidido a impedir que se apruebe la legislación electoral para que se conserve el Consejo Estatal Electoral con la composición que le conviene. Si el INE presiona y obliga a los legisladores locales a celebrar al menos una sesión para aprobar la nueva ley, Padrés confía en que algunos de sus cómplices quedarán en posiciones que les permitan hacer trampas a favor de los candidatos panistas.


Poco o nada le importa que los sonorenses hagamos en ridículo por no haber sacado la tarea sus legisladores. Y su afán de revolver las aguas se entiende. Se está jugando, para el 2015, dos opciones: la primera, que gane el candidato del PAN y le tape la corrupción; la segunda, que gane el candidato del PRI y que lo mande derechito a la cárcel.

2 pensamientos sobre “Guillermo Padrés quiere que lo pinten en un mural del Palacio de Gobierno para inmortalizarse”

  1. El Memo Padres no necesita murales ya quedo inmortalizado en la historia de Sonora como el gobernador mas pendejo y mas narcisista después de Bours que ya es mucho decir !

¡Animate a Opinar!