Panistas en el Senado exigen cuentas a Guillermo Padrés

Senadores Panistas contra Guillermo PadresNo se puede tapar el Sol con un dedo, menos el Sol de Sonora, que termina doblando al que se cree más fuerte, y eso al parecer sucedera dentro de poco, por que hasta los mismos Panistas no ven con buenos ojos las transas y leperadas de el Gobernador de Sonora “Lic” Guillermo Pádres Elias. Lean esta columna de el buen Arturo “Chapo” Soto con detalles a este respecto.

Arturo Soto Munguia / 2014-05-28

No bien terminaba de bajar la diputada Lorenia Valles de la tribuna de la Cámara de Senadores, donde leyó un fuerte cuestionamiento al sistema de salud pública en Sonora, cuando entre los escaños ya estaba alzando la mano el senador panista Héctor Larios Córdova.

La perredista documentó en un par de cuartillas el desastre provocado por el gobierno de Guillermo Padrés en el sector salud, y convocó a diputados y senadores reunidos en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, a solicitar informes sobre ese estado de cosas, pero sobre todo, a aclarar el destino de más de 4 mil millones de pesos anuales que administra el titular de esa dependencia en Sonora, Bernardo Campillo.

Por eso, cuando el senador Héctor Larios alzó la mano y pasó a tribuna, muchos esperaban (me incluyo) que su intervención sería para defender al gobernador panista de Sonora; para argumentar razones por los cuales no debería aprobarse ese exhorto. Incluso, para contraatacar y acusar a la perredista de ser una enemiga del progreso, reducto de administraciones anteriores, emisaria del pasado y demás sandeces que suelen ornamentar el discurso político de los personeros de un nuevo sonora que cada vez aparece más decrépito, más indefenso, pero sobre todo, más indefendible.

No. El senador Larios Córdova subió a tribuna para suscribir el documento de la perredista, al considerar necesario que se aclaren los motivos por los cuales el sistema de salud pública en Sonora se encuentra en las actuales condiciones. Condiciones que, dijo, provocaron entre otras cosas la muerte de un jornalero en las afueras del Hospital General en Guaymas, tras negársele atención médica.

Entiendo que el senador Larios no comulga mucho con eso que se ha dado en llamar “la Mafilia Feliz”, y que no es otra cosa que el cada vez más pequeño y cuestionado ‘círculo cercano’ del gobernador Guillermo Padrés Elías. Más aún, podría asegurarse, sin mucho margen de error, que Larios Córdova le tiene guardadas algunas cuentitas a ese grupo, que terminó defenestrándolo como Secretario de Gobierno, cargo que ejerció durante el primer año del padrecismo.

Podría decirse también, y aquí sí con toda certeza, que el senador Larios es uno de los cuadros más fogueados en el ejercicio de la política y del quehacer legislativo, lo que fácilmente se acredita con su experiencia como diputado local, coordinador parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados Federal, y como senador de la República.

Con esos galones en las solapas, no tendría por qué salir a defender lo indefendible. Quizá por ello se sumó a la exigencia de que se aclaren las cosas, y sobre todo que se corrijan, en el sector salud de Sonora, donde la crisis ha tocado fondo, como lo expuso la diputada Lorenia Valles, que entre otras cosas mencionó en su posicionamiento lo siguiente:

La crisis del sector salud en Sonora ha tocado fondo. Lo que comenzó con el caso de José Sánchez Carrazco, un jornalero que murió en la banqueta del Hospital General de Guaymas al negársele atención médica por falta de dinero para pagarla, terminó por descubrir el deplorable estado en que se encuentra el sistema de salud pública en el estado.

Con casi 4 mil 500 millones de pesos de presupuesto aprobado para 2014, la Secretaría de Salud en Sonora se ha convertido en la campeona de la opacidad, pues nadie se explica a dónde han ido a parar esos recursos; clínicas y hospitales se encuentran en fase crítica, sin equipo médico adecuado y suficiente; sin medicamentos del cuadro básico.

Las farmacias que usualmente cubrían la falta de medicamento propio, se niegan a surtir más recetas porque la Secretaría les adeuda sumas millonarias. Solamente el Hospital General de Hermosillo, que al inicio de esta administración tenía una deuda de 15 millones de pesos, a la fecha la ha incrementado hasta alcanzar los 380 millones de pesos.

Recursos federales correspondientes al Seguro Popular, por el orden de los 600 millones de pesos, no fueron entregados a los hospitales de Sonora, y no se sabe dónde está ese dinero.

A finales del año pasado, diputados de oposición descubrieron un faltante de más de mil millones de pesos correspondientes al Fondo de Pensiones y Jubilaciones del Isssteson. La respuesta del gobierno fue una iniciativa para desincorporar bienes inmuebles propiedad del mismo gobierno, para que pudiesen ser puestos a la venta y recuperar ese monto. Entre esos bienes se encuentra el estadio de beis bol Héctor Espino y las dos casas de Gobierno que el Ejecutivo tiene, una en San Carlos, nuevo Guaymas y otra en Álamos.

Pero en el camino, el Instituto Superior de Auditoría Fiscal descubrió que no eran mil millones, sino más de 2 mil 300 millones de pesos sobre los que hizo observaciones por diversas irregularidades. Todo ese monto, correspondiente al mismo Fondo del Isssteson.

Por cierto, Héctor Larios no fue el único que suscribió en tribuna ese posicionamiento. También lo hizo la diputada federal por el PANAL, Dora María Talamante Lemas, que también urgió a solventar las irregularidades del sistema de salud pública en Sonora.

El punto de acuerdo fue aprobado por unanimidad, y lo que sigue es que el doctor Bernardo Campillo, secretario de Salud en Sonora, eche mano de algo más que sus malabares discursivos para salir del embrollo en el que se encuentra. Y sobre todo, del embrollo en el que ha metido a su jefe, el gobernador Guillermo Padrés, que a un año de despedirse del cargo, ya no quiere queso, sino salir de la ratonera.

Y quizá nunca, como ahora, esta alegoría haya sido más precisa, más literal.

II

Y por si hacía falta un clavo más al ataúd de un nuevo sonora que ya no va bien, muy bien, sino que huele mal, muy mal; en la Comisión Permanente también se aprobó llamar a cuentas al gobierno estatal, para que cumpla la recomendación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde establece que tanto el gobierno del estado como el IMSS están obligados a reparar el daño causado por el fallecimiento de 45 niñas y 45 niños en el incendio de la Guardería ABC ocurrido el 5 de junio de 2009.

Al acercarse el quinto aniversario luctuoso de este hecho lamentable, padres y madres de familia de las víctimas del incendio confirmaron que ni el gobierno del estado ni el IMSS han acatado esa resolución de la Corte.

Como se recuerda, una buena parte del triunfo de Guillermo Padrés en su campaña como candidato a gobernador del estado, radicó en su promesa de hacer justicia, pero hasta hoy, ya de salida en su sexenio, se ha olvidado del tema. Como se ha olvidado de tantos otros y, por ello, no es gratuito que hoy enfrente el juicio de la historia.


También puedes seguirnos en Twitter @chaposoto

2 pensamientos sobre “Panistas en el Senado exigen cuentas a Guillermo Padrés”

  1. Efectivamente tenemos una pandilla de ladrones en el gobierno de sonora, encabezados por el sociópata de guillermo padrés. Por donde se le busque hay negocios sucios, fondo de pensiones y jubilaciones del ISSSTESON, transporte público, Acueducto independencia, gastos sin comprobar por mas de 6 mil millones de pesos, robo a los municipios de las participaciones estatales y federales etc. en la historia de este estado, habíamos tenido a gente tan enferma por eso es muy conocido que tenemos a una partida de sociópatas que gobiernan a Sonora. y deben de ser castigados con todo el rigor de la ley. y obviamente tienen protección del diputado de las mochadas Manlio Fabio Beltrones..

  2. Y donde está el dinero que el Gobierno del estado de Arizona, da mensualmente oara que sean atendidos niños neonatos de la sierra alta de Sonora, y que anteriormente eran manejados por la Comisión Sonira-Arizona, y que desde hace unos años para aca, el Gobierno del estado atrajo para hacer y deshacer con ese dinero

¡Animate a Opinar!