Padrés, gober ratero

guillermo_padresQue razón tiene Samuel Valenzuela, que escribe esta columna donde solo refleja la verdad de el Gobernador y sus lacayos “disfrazados de diputados” pero que no son más que eso, lacayos sin voluntad propia.

No dejen de visitar El Portal de la Gente.

Escrito por Samuel Valenzuela
Jueves 22 de Mayo de 2014 18:31

Tenemos muchos años cubriendo para fines informativos al Congreso del Estado y nunca como en estos tiempos, ese poder del estado está constituido como la caja de resonancia y reflejo fiel de lo que pasa y se piensa allá afuera, en las calles, entre los comunes mortales, entre exclusivos círculos empresariales e incluso clericales.

Ya pasaron aquellos tiempos en que en el Poder Legislativo de Sonora se abordaban temas entendibles sólo para elegidos, en el marco de una bucólica convivencia solo rota por pleitos arreglados y al paso de los años, se ha ido consolidando como un espacio donde se tratan los asuntos de la gente y particularmente en los últimos cuatro, desde una perspectiva de una oposición crítica y contestataria.

Si en la calle y en la sociedad en estos tiempos se habla de la corrupción del PAN-Gobierno de Padrés; que nos gobiernan una bola de rateros; que los diputados del PAN son unos lacayos del gobernador y encubridores de raterías; que son cómplices del pillaje en proceso y demás lindezas que comenta la gente, pues la legislatura es eco de resonancia donde se replica esa cruda realidad, para de esa forma enriquecer y traducir como cierta esa percepción social.

La crudeza de los tiempos de corrupción e incompetencia que vive Sonora bajo el gobierno de Guillermo Padrés, tuvo reflejo fiel en el curso de la sesión de este jueves de la legislatura sonorense, quedando claro que ya las formas del comedimiento político para dirimir diferencias son opcionales y mejor se opta por tomar atajos en la expresión oral para decir las cosas por su nombre, al pan PAN y al vino Vino, unos cuestionando y otros defendiendo de forma lacayuna.

Las primeras manifestaciones de la cruda realidad que vemos los sonorenses y que tuvieron eco en la sesión de este jueves, fue cuando el diputado Alejandro García Rosas propuso agregar en el orden del día un punto de acuerdo para que la Contraloría aclare la diversa información que se maneja en medios de comunicación sobre el supuesto tráfico de influencias del diputado y empresario constructor y camionero, Ignacio García Fierro y luego porque los diputados de oposición se negaron a participar en un acto de campaña del diputado Everardo López Córdova en San Luis Río Colorado.

En ambos temas salió a flote y se puso en exhibición la condición de tapaderas de la precaria mayoría panista y sus aliados del Panal, dispuestos a arrastrarse hasta la ignominia en defensa del corrupto e incompetente gobierno de Padrés y más tratándose de dar la cara por el diputado por Caborca, que de acuerdo a la discursiva de sus defensores, la Madre Teresa de Calcuta fue una vulgar pecadora y él un piadoso de la caridad.

No tenemos idea qué fue lo que pasó, porque según el curso de la discusión, no debate, el empresario metido a político dijo estar dispuesto a que ese tema se incorporara al orden del día, más sin embargo sus compañeros de bancada lo defendieron como gatos panza arriba ante los embates de una oposición que como dice el dicho, gavilán que suelta no es gavilán, toda vez las evidencias confesionales del propio señalado en el noticiero del periodista Luis Alberto Medina, aunque después haya pretendido rectificar.

Y no sólo él lo confesó, sino que el propio alcalde de Caborca, Francisco Jiménez lo acabó de hundir al reconocer al informar de una circular del ISAF en donde lo alertaba a no trabajar con la empresa Premaco porque él también incurriría en violaciones a la ley, evidencias que ahora quieren ser desvirtuadas con remiendos al acta constitutiva.

En dicho documento se asegura que para efectos formales y legales el diputado ya no es representante legal de esa empresa, lo cual no lo exime de responsabilidades porque tal trámite no lo limita a cabildear por asignación de licitaciones ni gestionar pronto pago aprovechando sus relaciones políticas y complicidades con el gobierno panista.

En donde las pasiones se desbordaron fue en un punto que parecía inocuo y relativo a la solicitud del diputado de la mirada soñadora, para que San Luis Río Colorado sea capital de Sonora por un día y como tal sede de los Poderes del Estado el próximo 14 de junio con motivo del 75 aniversario de haber sido elevado a categoría de municipio y como los de la oposición mandaron a comisión ese tema, el histerismo cundió entre los diputados pitufos.

Cabe destacar que proporcionalmente a lo arrastradas que son a las líneas dictadas desde palacio de Gobierno, las diputadas Shirley Vázquez y Perla Suzuki, se mostraron como unas guerreras defendiendo lo indefendible, porque a fin de cuentas el ir o no a SLRC fue lo de menos cuando salieron a relucir las distintas pruebas del debacle financiero de la administración estatal panista; la rampante corrupción en el gabinete y sobre todo, la protección que ejercen los diputados del PAN para que no se sancionen las trapacerías que se cometen en contra del erario.

Los diputados del PAN hicieron un drama porque ese asunto se mandó a comisiones en donde bien pudo solventarse y en la próxima sesión del pleno ser votada a favor, pero con los derivados de lo ocurrido hoy, se me hace que es ya un caso perdido para el PAN, ya que aprobarse, también tendrían que pasar los varios exhortos propuestos por la oposición que han sido también enviados a la congeladora como medida de protección para que no comparezca por ejemplo la directora del Isssteson, Teresa Lizárraga y tampoco se aclaren acciones de gobierno como es el caso de la compra de unidades de transporte, en otros muchos temas donde los del PAN son simples tapaderas.

Se puso buena la alegata y lo malo para los oficialistas es que hicieron enojar al diputado Vernon Pérez Rubio, quien se enfrascó en un ríspido enfrentamiento donde al chile pelón los tildó de protectores de rateros y rateros también, con el agregado también del nogalense Humberto Robles Pompa y del huatabampense, Próspero Ibarra, quienes les subrayaron su dependencia a las órdenes que reciben desde palacio de gobierno y ejercer sus funciones de manera vergonzante y lacayuna.

Se tiraron con materia fecal por demás abundante, dando la cara por los corruptos el par de señoras de referencia, en tanto que vale destacar la contundencia mediadora y demoledora del diputado Carlos Navarro López, quien bajita la mano sugirió a los del PAN que cuando tengan una propuesta como la de SLRC, ésta sea llevada primero a la CRICP y ahí se defina si baja al pleno y al igual que otros sugirió que hay temas muchos más importantes que deben ser tratados antes de discutir sobre actos que tienen obvia connotación electoral, habida cuenta las aspiraciones que tiene López Córdova.

Miren, en resumen y para efectos de la opinión pública, podemos decir que así como en la sociedad sonorense, también en el congreso del estado ya permeó que Padrés encabeza un gobierno de rateros; que los diputados del PAN están en el Congreso para proteger a esos rateros, y que hay total ausencia de operatividad política, esa que por principio institucional debe ejercerse desde el Ejecutivo y que por eso, una vez más, se confirma que el Secretario de Gobierno, Roberto Romero no sirve para nada.

Otra conclusión pero ésta ya muy particular, es que en función de nuestros Entretelones de ayer donde afirmamos que “Se pudre el PAN”, la principal gusanera es la bancada de ese partido en la Cámara de Diputados y a las pruebas nos remitimos.

Sin salirnos de esas alicaídas siglas en Sonora, casual encuentro con David Figueroa Ortega cuando este notable ser humano conversaba con un grupo de reconocidos e influyentes comunicadores, luego de sobrevivir a la estrategia de aplastamiento operada por Padrés para hacer ganar en Sonora a Gustavo Madero la dirigencia nacional del blanquiazul, por sobre su excuate Ernesto Cordero.

Vimos al de Agua Prieta con una actitud realista y a la vez optimista, propia de quien antes de la contaminada contienda interna no tenía nada que perder y salió de ese proceso con un capital político nada despreciable si se toma en cuenta lo cuesta arriba que fue y las malas artes que se desplegaron desde el Palacio de Gobierno en la ya calificada como otra elección de estado.

Está totalmente consciente de que nada hay que esperar de la actual nomenclatura de su partido en esta entidad y justifica el que no se haya impugnado el resultado con el argumento, de que él no puede ser el instrumento que dañe más la imagen de su partido de lo que ya la han deteriorado quienes desplegaron tácticas innobles durante la jornada electoral, aunque tiene la certeza de que a fin de cuentas, más temprano que tarde todos serán puestos en su lugar.

Por cierto y de regreso al “debate” en el congreso, malos tiempos pudieran venirse para el teatral diputado Gildardo Real –teatral por su risible abordaje y participaciones en el pleno—ya que iniciaron los efectos de una demanda interpuesta en su contra la líder malnacida Rebeca Villanueva por incumplimiento de un deber legal y ejercicio indebido de funciones.

Como presidente de la Comisión de Hacienda, al Gil se le acusa de no incluir en la renegociación o reestructura de la deuda a mil 136 millones de pesos de créditos de corto plazo, punto que establecía también no incluir el pago de los 600 millones de pesos que se robaron de FEMOT y ningún período de gracia, los cuales si fueron insertos en la publicación del Boletín Oficial.

Y otra buena nueva nos tiene el diputado federal Antonio Astiazarán, ya que por gestiones con Nuvia Mayorga Delgado, Directora de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, consiguió 55 millones de pesos para diversas obras de pavimentación en comunidades indígenas del sur de Sonora, se consiguió este recurso que será destinado para obras de pavimentación.


Con esos recursos se podrán iniciar los trabajos de la modernización y ampliación del camino Álamos-El Tabelo-Los Tanques-San Bernardo-Mochibampo-Mesa Colorada, con una inversión de 27.353 millones de pesos; modernización y ampliación del camino Fundición-Etchohuaquila-Agiabampo-El Sifón-Canal Alto, para el cual se destinarán 15.533 millones de pesos y la modernización y ampliación del camino Bacobampo-El Rodeo, que tendrá una inversión de 12.802 millones de pesos. Nada pescadito.

¡Animate a Opinar!