Crisis de Salud Pública de Sonora en Punto de Partida

hospital general del estado de Sonora en HermosilloComo muchos de ustedes lo saben, la condición de los hospitales públicos de Sonora es muy deficiente, la actual administración se ha dedicado a saquear a manos llenas los recursos que deberían de ser destinados para beneficio de los Sonorenses. De ser el tercer lugar nacional en Servicios de Salud pasamos a ser casi el ultimo, peor que los servicios de estados mas pobres como Chiapas. Afortunadamente el equipo del programa de investigación periodística, Punto de Partida, que dirige Dennise Maerker tuvo a bien el hacer una investigación de la situación aberrante que se esta dando en estos momentos en el Hospital General del Estado de Sonora “Dr. Ernesto Ramos Bours” en la capital del estado Hermosillo.

Lo que encontro la reportera Fatima Monterrosa parecen los círculos del purgatorio, un Hospital sin camas, enfermos abandonados en los pasillos, pisos sucios, las pocas camas o camillas que hay improvisadas sin sabanas, insuficiente material de curación, instalaciones mal hechas, obras sin concluir, pacientes viviendo el dolor en las salas de espera, que tienen no horas esperando a ser atendidos sino días, y en algunos casos hasta meses, como el Sr. Victor Ruiz al que tienen esperando para una cirugía de trombosis, tres meses, ya que no tiene el dinero que le cobran por la operación un Hospital que se supone debería de ser gratuito.

¿Pero quienes son los responsables de la Salud en Sonora?

El Secretario de Salud de Sonora, el Dr. Bernardo Campillo, un socialite fracasado, medico mediocre, cuyo único mérito es ser amigo de Guillermo Pádres y de Alejandro López Caballero, y haber participado en la campaña activamente.

El subsecretario de Servicios de Salud, el Dr. Francisco Reyes de Alba, un pediatra gris que casualmente tenia su consultorio en el Hospital San Benito, propiedad los Hermanos Lopez Caballero, compartiendo piso con otro pediatra (nutríologo, cirujano plástico y artista) Hugo Lopez Caballero.

Solo comparen el nivel de vida de estos dos personajes hace 4 años y medio atrás, con respecto a la fecha de hoy, no se explica un salto radical.

Es evidente la poca capacidad operativa de este par de medicos improvisados en cuestiones administrativas, ó a lo mejor no es que sean tan tontos, sino que están más interesados en acarrear recursos a sus cuentas para retirarse bien fondeados.

Otro negocio de estos leperos junto con los Lopez Caballero y Miguel Pádres Elias, es que el Hospital General no hace ya estudios de Laboratorio ni de Radiología, estos los canalizan a sus negocios especializados, y si el paciente llega con un estudio realizado en otro laboratorio estos son rechazados. De la misma manera la compra con sobreprecio de medicamentos y materiales de curación, que han sido adquiridos por adjudicación directa por más de 125 millones de pesos.

Y así muchas más transas que no tienen cuidado en cubrir, están a plena vista, ni para eso son buenos.

Hace poco gastaban millones en spots diciendo que en Sonora, ¡Vamos bien, vamos muy bien! A lo mejor ellos en sus fortunas personales.


Aqui pueden ver el reportaje http://noticieros.televisa.com/programas-punto-de-partida/

¡Animate a Opinar!