Alejandro Ramírez Guerrero el “cerebro” tras 365 razones para no votar por el PRI es funcionario del Nuevo Sonora

Alejandro Ramírez GuerreroComo bien hace en señalar el buen Chapo Soto, el Sr. Alejandro Ramírez Guerrero, que dice ser imparcial, objetivo, apartidista, desinteresada y apolíticamente llama a no votar por los candidatos del PRI, y concretamente por los senadores Ernesto Gándara Camou y Claudia Pavlovich Arellano, pero al parecer no recuerda que es funcionario y el mismo señala ser Director de la Coordinacion de Delegados de Transporte en Gobierno del Estado de Sonora y antes fue Secretario de Seguridad Publica
Gobierno Municipal de Agua Prieta (2006) donde dicen que se hizo amigo de algunos que ahora se creen policias ciberneticos que buscan operar un red de trolls a favor del Nuevo Sonora y en contra de todos sus opositores.

O sea que no venga con mama…das trabaja por consigna. Y esa campañita fue seguramente orquestada desde palacio y lo agarraron de gato como ya es costumbre. Aparte esto hipocritamente se toma fotos con personajes del PRI para luego andarles tirando mierda.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ramírez Guerrero: un ciudadano del PAN-Gobierno por Arturo Soto:

El debate sobre las fundaciones, asociaciones y demás ONG a las que han dado en llamar ‘patito’ ha ocupado importantes espacios en la agenda mediática de los últimos días, pero si algo faltaba es un nuevo ingrediente que vino a aportar el señor Alejandro Ramírez Guerrero.

¿Y quién es, se preguntará el apócrifo lector, la piratita lectora, el señor Ramírez Guerrero?

Pues según se desprende de la información que dio a conocer antier en Ciudad Obregón, un ciudadano apartidista, apolítico, neutro, imparcial, objetivo y sin mayores intereses que los de crear conciencia a través de mensajes difundidos a manera de pintas en bardas de diferentes ciudades del estado, en las que imparcial, objetiva, apartidista, desinteresada y apolíticamente llama a no votar por los candidatos del PRI, y concretamente por los senadores Ernesto Gándara Camou y Claudia Pavlovich Arellano.

Súbitamente aparecieron desde hace un par de semanas esas pintas -como la que ilustra esta columna-, pero nadie se hacía responsable de ellas, hasta que en días pasados la policía municipal cajemense detuvo a un trío de jóvenes en flagrancia y a quienes les dieron una cachetada para que hablaran, y como mil para que se callaran.

Pues bien, ahí tienen que de la nada, aparece el señor Ramírez Guerrero para decir “el responsable soy yo”, y argumentar una serie de razones por las cuales lleva pintadas unas 40 bardas con mensajes insultantes en Cajeme, donde aspira a llegar a cien, y seguir en otras ciudades del estado, lo cual estaría muy bien, si en realidad el señor Ramírez fuera lo que dice ser.

Pero en realidad, él es un funcionario del gobierno del estado que cobra como director en la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano (SIDUR), a donde entró por recomendación del ex titular de esa dependencia, José Inés Palafox, cuyas cualidades como ‘operador electoral’ del padrecismo quedaron documentadas en video desde la elección 2012.

Ramírez Guerrero es un hombre ligado a Manuel Espino Barrientos, ex dirigente nacional del PAN, que también fungió como delegado estatal al servicio de Felipe Calderón Hinojosa en 1996-97 para encabezar una guerra de exterminio contra los panistas que en aquellos años dirigían el partido (entre ellos el Pelón Rosas), y abrirle la puerta a una nueva generación de panistas ‘maruchan’, que son quienes hoy hegemonizan ese partido.

Originario de Ciudad Juárez, Ramírez Guerrero se desempeñó como director de Asuntos Internos en la policía municipal, donde se le recuerda por el hostigamiento y marcaje personal contra periodistas críticos.

También participó, el señor Ramírez, en la campaña electoral 2003, al servicio del entonces candidato panista a la gubernatura, Ramón Corral Ávila.

En 2011 ingresa a la SIDUR, como coordinador de delegados de la Dirección del Transporte. En Ciudad Obregón se le vincula a Carmen Guerrero, ex candidata a la diputación local por el distrito 16, en la elección 2012. También a un tipo de nombre Joel García, a su vez cercano a Fructuoso Méndez, quien lo impulsó como delegado de Alcoholes en Cajeme, entre 2009 y 2013, cuando causó baja entre acusaciones de corrupción.

Para algunos antecedentes sobre el señor Ramírez Guerrero, pueden consultar la siguiente liga:

http://www.larednoticias.com/noticias.cfm?n=4446

Con ‘fichitas’ así, es natural que cuanta campaña sucia emprenda el PAN, tendrá el efecto boomerang que en estos momentos trae al gobierno de Guillermo Padrés en los más bajos niveles de aceptación. Nomás como dato curioso para documentar lo anterior, debo citar que el gobernador evitó asistir a la inauguración de las Fiestas del Pitic en Hermosillo, temeroso de una nueva abucheada, peor que la del año pasado.

Eso, desde luego, no es novedad. Desde enero de 2013, cuando mandó a los diputados panistas a aprobar la tenencia disfrazada, el gobernador no aparece en público, salvo que se trate de escenarios muy controlados.

Para suplir eso, lo que han hecho últimamente es mandar a secretarios, subsecretarios, directores y demás, a encabezar jornadas comunitarias y treparse en camiones urbanos, entre otras cosas.


En fin. Con esos bueyes hay que arar, como dice el dicho.

¡Animate a Opinar!