¿Traidores a Sonora? ¡Y quién lo dice: cínicos!

Con el mayor de los respetos, me tomo la libertad de reproducir para ustedes amigos visitantes, este articulo autoria de Don Carlos Moncada, originalmente publicado en el sitio elportaldelagente.com ya que tengo completa coincidencia en su contenido.

Escrito por Carlos Moncada Ochoa
Martes 05 de Noviembre de 2013 13:43

guillermo_padres_abcEl gobernador Padrés ordenó iniciar la campaña electoral desde ahora, con una campaña de desprestigio contra los posibles aspirantes por el lado del PRI. La campaña, en prensa escrita, radio, televisión y redes, se paga, naturalmente, con el presupuesto del gobierno.

La campaña consiste en repetir y repetir que Ernesto Gándara, Claudia Pavlovich y Antonio Astiazarán traicionaron a Sonora por haber votado la reforma hacendaria. Como saben las mentes equilibradas, para sacar adelante esa reforma se tomó la votación a los diputados y políticos de ambas cámaras, que en total suman nada menos que 628 individuos. La campaña calumniadora pretende hacer creer que tres legisladores sonorenses pudieron por sí solos haberla derrotado.

El gobernador Padrés es cobarde. Primero, porque no tiene pantalones para acusar directamente al autor de la iniciativa, que fue el presidente Enrique Peña Nieto. Segundo, porque al calumniar no da la cara: utiliza empleados de tercera fila.

Los panistas, uncidos al carro del Pacto por México, avanzaron alegres del brazo del presidente priista hasta que consideraron que fingirse indignados por los impuestos les convenía políticamente.

Ahora viene la reforma energética, que a los panistas les conviene porque se mueren por quedar bien con los gringos. Si se modifican los artículos de la Constitución, reproche que se encuentra en el centro de la discusión, no nos darán en la torre por un año como en el caso de la reforma hacendaria, le darán en la torre a México para siempre.

Veremos entonces cómo actúan Padrés y su equipo de cínicos, los que han herido a Sonora brutalmente al burlarse de las leyes..

SONÓ LA HORA DEL RIDÍCULO

Tengo cuatro años denunciando que la estatua de Venustiano Carranza sigue en el llano trasero de MUSAS en un terregal, orinada por gatos y perros vagos. Algunos comentaristas se han unido a esta queja. Pero el gobierno está emperrado en dejar a la estatua en el abandono porque es alérgico a cualquier personaje o cosa que le recuerde la Revolución.

Mientras tanto, en el muro de honor del Congreso del Estado se colocó el nombre de Carranza en letras doradas, porque hace cien años estableció aquí su gobierno, como Primer Jefe de la Revolución, expidió los nombramientos de los miembros de su gabinete y dictó los primeros acuerdos y decretos de obligatoriedad para toda la Nación.

Es más, en unos días comenzará el simposio de la Sociedad Sonorense de Historia que considera que Hermosillo fue, en 1913, la capital de la legalidad.

Los dos hechos: el honor rendido a Carranza en el Congreso, con la aprobación de los diputados panistas, y el citado simposio, hacen resaltar el ridículo de quienes presumen de gobernar a Sonora. Hacen escarnio de la historia de México y se jactan de ello.


[email protected]

¡Animate a Opinar!