Entre Priscilla, María Jesús y Verania, Sonora qué herida

Priscila Hernandez GuerraLes dejo esta excelente columna de Arturo “El Chapo” Soto, titulada: Entre Priscilla, María Jesús y Verania, Sonora qué herida

Arturo Soto Munguia / 2013-10-25

Se llamaba Priscilla Carolina Hernández Guerra y fue torturada y asesinada por su novio. Tenía 22 años de vida y hoy sólo tiene 85 días de muerta.

Se llamaba María Jesús Llamas Coronado y le decían “La China”. Tenía 39 años y mañana tendrá un mes de muerta. Fue encontrada ahorcada en una celda de la Policía Estatal Investigadora en Guaymas.

Se llamaba Verania Elizabeth Ramírez Jiménez. Tenía 13 años y hoy no tiene ni siquiera dos días de muerta. Su cuerpo violentado se encontró en un desolado paraje del nororiente de Hermosillo.

Entre el amanecer de julio de Priscilla y la alborada terrible de Verania en octubre está la madrugada escalofriante de María Jesús en septiembre.

Tres mujeres muertas en tan poco tiempo, en condiciones tan distintas y a la vez tan igualmente dramáticas no pueden ser un indicador de que las cosas andan bien en esta esquina de la patria a donde Dios parece negarse a voltear a ver, quizás asqueado por lo que está pasando.

En estos últimos días también fue encontrado muerto, colgado por el cuello un joven de 14 años (¡14 años!).

Se llamaba Sergio Alonso. Víctima de bullying por sus compañeros de escuela, a saber, por una conducta interpretada como preferencia sexual distinta. Tanto el director de la secundaria donde cursaba sus estudios, como la trabajadora social del plantes habían recibido quejas del muchacho en el sentido del acoso del que era víctima, y los consejos de los directivos fueron en el sentido de que debería aguantar la carrilla porque el que se lleva se aguanta.

La historia terminó (es un decir) con el adolescente colgando de un cable en un cuarto de su casa.

Por estos días, también falleció, en la banqueta del hospital público de Guaymas, José Sánchez Carrasco, un hombre cuyo nombre verdadero es Nadie. Es Nada, aunque algunos medios le llamaron “Indigente” y otros “Jornalero”.

Tenía cinco días reclamando atención médica debido a un severo cuadro de desnutrición y muchas más complicaciones. La primera declaración del director del hospital, fue en el sentido de que el señor no tenía dinero para pagar la atención. Lo demás sale sobrando. Es sólo una feria de declaraciones, desmentidos, aclaraciones, trastabilleos y contradicciones.

Demasiadas muertes, demasiada sangre, demasiado olvido. En Sonora algo está pasando y no es bueno.

Todos estos casos tienen un factor común que los atraviesa: el desdén gubernamental. La irresponsabilidad institucional; el valemadrismo oficial que publicita el éxito, el triunfo, la gloria, el progreso, lo histórico y lo inédito como galardones del gobierno de una alternancia que la realidad se empeña en desenmascarar cada día como una gran mentira.


Uno camina por las calles de las ciudades y los pueblos de Sonora y se tropieza a cada instante con monumentales imágenes de un gobernador que sonríe panorámicamente, pero la prensa ha documentado que el señor Guillermo Padrés ha mandado blindar los ventanales de sus oficinas en Palacio.
Sigue leyendo Entre Priscilla, María Jesús y Verania, Sonora qué herida

En quiebra docenas de empresas, porque el gobierno estatal se niega a pagarles servicios prestados

Gobierno Rata de SonoraHistorias e histerias se ven y escuchan de empresarios de diversos giros que fueron estafados por el gobierno de Guillermo Padrés y que los llevó a la quiebra o al cierre temporal de sus actividades. Y hasta ahora se hacen visibles algunos para exigir públicamente su dinero.

Una vez estuve en un consultorio médico, también víctima de heridas de guerra, por los abusos de poder ejercidos en mi contra y de plano esa vez, mi intento de sanación fue un fracaso. Coincidí con otros igual de perseguidos y para colmo asaltados con cantidades estratosféricas, por parte de los hambrientos funcionarios del gobierno estatal.

Uno de estos casos era escalofriante, el joven empresario creyó sacarse la lotería cuando le hablaron de “palacio” para que hiciera una fuente decorativa, le exigieron un presupuesto, se aprobó y después tuvo que enfrentar una pérdida de 600 mil pesos que no tenía.

Lo convocaron a que hiciera una fuente decorativa en alguna calle de la ciudad, así por “dedazo” y la presupuestó en 2 millones de pesos, aceptado el trato mandó pedir un millón de pesos de materiales anticipándose a la paga. Un día le avisan que esta el cheque, llega por él y le informan que debe reembolsar 600 mil pesos, por concepto de –que nos gobiernan las peores ratas de la comarca- el muchacho pasó de la sorpresa, a la ira.

Debió ser muy obvio su coraje, que a los días lo llamaron para decirle que se cancelaba la construcción y que devolviera los ¡dos millones de pesos!!

Aquel ya casi al borde de la locura por la “mordida” que se le obligó a dar de 600 mil pesos, y luego ante la exigencia para que devolviera los 2 millones de pesos en que estaba presupuestada la obra. Al reclamar porqué le hacían eso, el vómito panista que lo martirizaba, le soltó: hazle como quieras tú firmaste que recibiste todo ese dinero y lo tienes que regresar.
Sigue leyendo En quiebra docenas de empresas, porque el gobierno estatal se niega a pagarles servicios prestados

Tribunal suspende construcción de la presa Bicentenario

Por Daniel Sánchez Dórame

Un Tribunal Agrario ordenó suspender la construcción de la presa Bicentenario en Sonora, hasta que se resuelva de fondo un recurso jurídico interpuesto por propietarios de los ejidos ‘El Chorijoa’ y ‘Cejaqui’, quienes afirman que fueron engañados para vender las tierras donde se pretende construir la obra hídrica.

Aunque la suspensión de la presa fue girada por los Jueces desde el 23 de septiembre del año en curso, el pasado lunes 30 de septiembre, el mandatario Guillermo Padrés Elías dio el banderazo de arranque a la construcción de la presa que supuestamente vendría a prevenir inundaciones en municipios del sur Sonora.
Documentos oficiales en poder de Excélsior, confirman que el Tribunal Unitario Agrario del Distrito 35, con sede en Ciudad Obregón, concedió la suspensión a los quejosos desde una semana antes del arranque de la construcción, la fecha coincide con la del comunicado de prensa donde el Gobierno de Sonora anunciaba que el Gobernador pondría la ‘primera piedra’.

Según el expediente jurídico, la demanda es por un conflicto relacionado con la tenencia de la tierra, controversia agraria y nulidad de actos o contratos que contravengan leyes en la materia.

“Para garantizar la eficacia de la sentencia que se dicte y evitar que durante el procedimiento se alteren situaciones de hecho o derecho, con fundamento en la articulo166 de la Ley Agraria, ha lugar a decretar la medida precautoría solicitada, en el sentido de que se mantengan las cosas en el estado que actualmente guardan; es decir, que no se inicie la construcción de la presa denominada Bicentenario, específicamente en el sitio Los Pilares, ni tampoco se introduzcan en sus terrenos el Fondo de Operaciones de Obra Sonora SI (Gobierno del Estado), ni la empresa ganadora de la licitación Inmobiliaria Canoras (constructora)”, dicta el resolutivo judicial.

Aunque la inconformidad con la presa Bicentenario inició con miembros de la tribu Guarijío que por temor y desconocimiento se oponían a la construcción de la obra porque iba a inundar su territorio, este recurso jurídico fue interpuesto por administradores de los ejidos ‘El Chorijoa’ y ‘Cejaqui’, a quienes el Gobierno de Sonora compró terrenos para la obra con la promesa de hacerlos socios de una “posible y futura” planta hidroeléctrica que finalmente fue descartada del proyecto hídrico.

En total 2 mil 305 hectáreas ejidales quedarían bajo el agua, los propietarios accedieron a vender sus terrenos bajando el precio de 20 mil pesos por hectárea a 4 mil 950 pesos, porque supuestamente tendrían acciones de la planta y al ver que el proyecto arrancaría sin ésta se sintieron engañados y demandaron.