Diputado Eduardo Castro Luque fue asesinado por su suplente

Los detenidos por homicidio del diputado Eduardo Castro Luque son Sergio Román Gil Zavala, presunto operador para llevar a cabo el plan; Wilfredo Álvarez Félix, autor material confeso del homicidio; Juan Manuel Rodríguez Hernández, encargado de conseguir la motocicleta utilizada para el homicidio; y Wilver Joel Sánchez Quezada, encargado de contactar al sicario. Foto: Especial

De manera muy eficaz se resuelve el movil del asesinato del Diputado electo Eduardo Castro Luque, al aprender a el autor material y sus complices, que fueron contratados por el autor intelectual, el suplente Manuel Alberto Fernández Félix, que les pago $40,000.00 pesos para acabar con la vida de Castro Luque. Todo parece indicar que Fernández Félix, no soportaba el hecho de ser solo el suplente y acelero su llegada a la curul, solo que pues nunca penso que se fuera a resolver su crimén.

El Procurador del Estado de Sonora, Carlos Navarro, realizo un trabajo impecable y sorprendio a propios y extraños, con su manejo del caso y el resultado del mismo. Queda descartado el movil por el conflicto del agua, y también la probable participación del crimen organizado.

De acuerdo a las indagatorias realizadas por un grupo especial de elementos de la Policía Estatal Investigadora (PEI) y agentes del Ministerio Público se logró establecer que el autor intelectual del homicidio es Manuel Alberto Fernández Félix, quien era compañero de fórmula del Diputado Eduardo Castro Luque, mismo que fungiría como su suplente y actualmente se encuentra prófugo.

En su declaración ministerial, Sergio Román Gil Zavala señaló que al término de las elecciones, luego de que ganaran la diputación, uno como titular y otro como suplente, Manuel Alberto Fernández Félix le comentó que si Castro Luque no existiera él ocuparía su lugar en el Congreso del Estado.

Añadió que fue a finales de agosto cuando vino de vacaciones de la Ciudad de México, lugar donde trabaja, que Fernández Félix le solicitó expresamente su ayuda para eliminar a Castro Luque a cambio de brindarle apoyos una vez que lograra ser legislador.

Gil Zavala ayudó a contactar a un sicario, conseguir el arma de fuego y una motocicleta para llevar a cabo el plan.

Por su parte, Wilfredo Álvarez Félix declaró que fue contactado por Wilver Joel Sánchez Quezada para llevar a cabo el homicidio, por lo que Sergio y Juan Manuel le pagaron 40 mil pesos.

Expuso que además de proporcionarle el arma de fuego y una motocicleta para ir al lugar del homicidio, los que lo contrataron le mostraron fotos de Castro Luque para que lo identificara y lo llevaron a su casa.

Sobre su participación en los hechos, Juan Manuel Rodríguez Hernández declaró que Manuel Alberto Félix y Sergio Román Gil le pidieron que les consiguiera una pistola para “aventarse un jale”, siendo un sujeto de nombre Diego, apodado “El Pichón” y/o “El Matón”, quien se las proporcionó.

Añadió que en su carro fue a recoger a “El Willy” después de que privara de la vida a Castro Luque, que Wilfredo le entregó el arma homicida y que estuvo presente cuando Sergio le pagó 20 mil pesos al sicario por el trabajo realizado.

Además, dijo tener conocimiento de que Sergio le dio a Wilver otros 10 mil pesos por haber conseguido al autor material.

Por su parte, Wilver declaró que Juan Manuel Rodríguez le pidió que privara de la vida a una persona, contestando que no se dedicaba a eso, por lo que contactó a “El Willy” para que cometiera el homicidio y por hacerlo le dieron 10 mil pesos.

Durante las indagatorias realizadas, los agentes investigadores recuperaron la motocicleta que utilizó “El Willy” para cometer el homicidio, dos vehículos que los presuntos utilizaron para trasladarse durante la planeación y ejecución del crimen, así como una pistola calibre .45 milímetros, a la que le practicaron los exámenes de balística, mismos que dieron positivo a los casquillos percutidos recuperados en la escena del crimen.

Los detenidos, la motocicleta, la pistola y los dos vehículos asegurados, siendo estos una camioneta Dodge RAM de color rojo y un sedan de la marca Mitsubishi, línea Eclipse, color negro, fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público del Fuero Común quien los dejó bajo arraigo.

La PGJE continúa con las indagatorias para lograr la ubicación y detención de Manuel Alberto Fernández Félix, autor intelectual del homicidio y quien se encuentra prófugo de la justicia.


“La instrucción del Gobernador Padrés es que esta investigación va a continuar caiga quien caiga y es por eso que vamos a dejar la causa abierta para investigar si existen más implicados en el homicidio de Eduardo Castro Luque”, puntualizó el Procurador.

¡Animate a Opinar!