Guillermo Padrés: sillas hechizas y gobierno sin rumbo

Guillermo Padres Elias “Gobernador de Sonora”
El gobierno panista de Sonora, comandado por Guillermo Padrés Elías, volvió a hacer el ridículo a nivel nacional.

Ayer, la difusión de una entrega de “sillas de ruedas” al DIF Sonora, como parte del programa CreSer con Bienestar, y que en realidad son sillas de jardín –que cuestan entre 60 y 100 pesos en tiendas de autoservicio– a las que se les agregaron ruedas, desató una lluvia de críticas en su contra.

Pero esta no es la primera vez que Padrés Elías se convierte en objeto de burlas y, por como va su gobierno, no será la última. No es gratuito que, desde el 13 de septiembre de 2009, cuando asumió el cargo y, además, se convirtió en el primer gobernador de ese estado emanado del Partido Acción Nacional, el abogado de 43 años haya ido todo el tiempo cuesta abajo. No sólo olvidó su promesa de campaña para hacer justicia por el caso de la Guardería ABC sino que le ha dado largas y más largas, ante las denuncias de los padres que integran el Movimiento por la Justicia 5 de Junio. Por estos días enfrenta un conflicto por el agua que pretende sacar del municipio de Cajeme para trasladarla a Hermosillo que, de no operarse con pinzas, podría derivar incluso en violencia.

De hecho, este proyecto ya le valió que la Primera Comisión de la Permanente pidiera a la Procuraduría General de la República iniciar un juicio de procedencia ante la Cámara de Diputados en su contra, por no acatar los fallos del Poder Judicial para suspender la obra del llamado “Acueducto Independencia”.

También, producto de su administración fallida, que inicia su segunda mitad en medio de fuertes reclamos ciudadanos y que se quedará sin el respaldo de un Presidente de la República blanquiazul, el otrora panista distinguido y al que se le veía mucho futuro se vio obligado a aceptar que la contundente derrota electoral del PAN en Sonora, el pasado 1 de julio, es su “responsabilidad total”.

Padrés Elías, el primer gobernador panista en la historia de Sonora, y sus colaboradores tenían todo para ganar: recursos financieros y humanos a manos llenas, pero no, no supieron siquiera operar la elección. En el pasado proceso electoral en Sonora, la candidata del PAN a la Presidencia, Josefina Vázquez Mota, fue derrotada por cerca de 100 mil votos de diferencia ante Enrique Peña Nieto. Además, el PAN sonorense perdió las dos posiciones al Senado de la República, que tenía desde hace 12 años, y entregó al PRI algunos de los principales municipios de la entidad: Cajeme, Nogales, Puerto Peñasco, Guaymas, Alamos, etcétera. Por si fuera poco, la mayoría de los presidentes municipales de Sonora han denunciado que el gobierno estatal no les ha hecho llegar los recursos que les correspondes por concepto de participaciones federales y que apenas si les alcanza para el pago de nóminas.

En fin, que el gobierno de Padrés, capaz de entregar sillas hechizas y de unos cuantos pesos para supuestamente “apoyar” a personas discapacitadas, no ha dado una en estos tres años.

El futuro del gobernador sonorense, que en 2009 parecía fulgurante, se apaga con prisa. Ya se comenta en Hermosillo que sin el PAN en la Presidencia y para mantenerse a flote no le quedará sino acercarse a quien es considerado el sonorense más poderoso del país: al priista Manlio Fabio Beltrones.

Demos tiempo al tiempo…


via: Sinembargo.mx

¡Animate a Opinar!